viernes, 12 de diciembre de 2014

Nosotros, los tensos

La vergüenza, 
el miedo y la tecnología
han arruinado nuestra postura.
Pronto cada hombro acudirá
al encuentro con el otro. Pagaríamos
fortunas para dominar
nuestros pulmones, nuestros puños,
el metrónomo sonando en prestissimo 
que marcan nuestras piernas.
No bajamos la guardia / todos
y todo se nos vuelve en contra.

La penúltima palabra del mundo siempre
araña una superficie demasiado sensible.
Nos rechinan las bisagras 
del entendimiento.
Preparemos los dientes

para el próximo scrum.

1 comentario:

(Lucho) dijo...

Ta'bueno.