martes, 22 de julio de 2014

Pequeña crítica a mí misma

Ya es hora
de desenredar los cables,
de dar vuelta la llave.
Mirá cómo se mueve
la acupuntura del tiempo
y la luz sigue su curso
hacia las sombras 
de nuevos días,
pero cuando entra
a tu casa golpea
siempre 
las mismas cosas
que generan polvo
en su pequeño infierno.
Por qué tu deseo
no sale a ver 
si existe algo más
que lo que ha encontrado,
y se esconde 
bajo las mismas hojas,
hora tras hora tras hora.
Ya es hora 
de mirar bajo la cama,
y barrer monstruos
absurdos de tanta pelusa,
el más grande cabe
en tu mano / y en tu mano
no cabe casi nada.
Ya es hora, al menos,
de analizar las puertas,
dar vuelta las llaves,
desenredar los cables. 




1 comentario:

(Lucho) dijo...

Me pregunto si Kafka habrá escrito poemas.