martes, 25 de marzo de 2014

Me esfuerzo por no quebrar el lomo de un libro

Querámoslo o no,
el continuo estrépito
de la vida siempre
camina estirando 
sus brazos
hacia lo único
que sabe hacer 
verdadero silencio.

1 comentario:

(Lucho) dijo...

¿Y si a partir de hoy
soñásemos
tantas mañanas como ayer?
Qué sería entonces
de lo imposible

¡Feliz día, Mono!