sábado, 24 de agosto de 2013

Quizás por ser
tan antiguo el tiempo
¡qué caros se venden
hoy los relojes!

No hay comentarios: