lunes, 22 de abril de 2013

Tren de carga


Llevamos un tren de carga 
dentro del alma
(y eso que odio la palabra
alma / la odio con el alma)
Nadie sabe, nadie quiere saber 
cuánto pesa un secreto 
con ruedas de acero.
Nadie, salvo nosotras,
que nos ponemos a contar,
pacientes, resignadas,
perdiendo la cuenta,
volviendo a encontrarla,
tomando nota,
los vagones de la otra.

A la Hora que se Duermen los Trenes by Pedro Aznar on Grooveshark