lunes, 25 de marzo de 2013

La máquina

Poné tu mejor cara.
Ahí viene la multitud.
Mentí, mentí, mentí.

No vale tu dolor
si no es tan parecido
al resto.

No pretendas revelar
un solo cuerpo
vivo entre los muertos.

Abandoná la reflexión,
encendé la máquina.
Ya no mires por la ventana.

Cantá la canción
que saben todos.
Pedí palmas.

Dejá,
ya no lleves
el alma al hombro.

viernes, 8 de marzo de 2013


¡Qué valiente
esa gente que no llora
en el tren
y espera a llegar
a su hogar
y desata su dolor
o lo desenvuelve
como paquete
de algo prohibido
o corta el hilo
barrilete, con cuchillo
tramontina
o destapa el pico
de un cuello
de vidrio!

¡Qué valiente
esa gente que llora
en el tren / todo el viaje
y cuando llega
a su hogar,
simplemente levanta
el teléfono y dice
“estoy llorando,
pero ya termino”
y seca sus mejillas
con algo que oye
del otro lado:
un chiste,
un beso,
una palmada
en la espalda
del corazón!

Algo más


Todas las palabras
pueden decir algo más.
Nosotros podemos fingir
que queremos decir
algo más / para satisfacer
nuestra absurda necesidad
de escribir poesía.

Sentidos


Yo te amo
con los sonidos
de los mundos
en paz.
Con diez manos
de confianza
en el fuego.
Con la esencia
de toda leyenda
de trébol.
Con el color
vivo de las cosas
que nunca mueren.

Y, sobre todo,
con el gusto
dulce, la voz justa,
la piel ilesa,
el perfume de alas,
y el color del vuelo 
de la libertad.

sábado, 2 de marzo de 2013

Secuela simple


te parás con los pies
chuecos
te parás con la espalda
encorvada
y te quedás mirando
el edificio que te educó

de dónde sacaste
esos ojos tristes
no lo sabe nadie
pero alguien
te enseñó
a guardarlos

de dónde copiaste
ese eco viejo
de teoremas
y fórmulas
que te ganaron
porque no sabías
qué te hacían
ganar

de dónde oíste
sobre el invento
en vano, que
hace falta
que nada nuevo
sea inventado

de dónde te llevaste
esas señales
falsas
que te avisaron

que vos no podés
que vos no sabés
que vos no tenés
que vos no sos

devolvé los ojos
desviá el eco
reinventá
la importancia
de inventar

no te quedes
mirando
el edificio
que te educó
No dejes que otros lo hagan por vos (Elegir) by Pedro Aznar on Grooveshark