domingo, 10 de junio de 2012

La persiana

Resulta que
para leer entre líneas
había que realizar
el minucioso ejercicio
obsceno
de introducir dedos
y abrir despacio
los espacios
entre cada fila / como espías
tras la persiana indecible.
Todo ha de estar sujeto
por siempre
a continuos cambios inalterables

Eternamente hasta acá

Trazar una línea
es marcar el límite
desplegando un infinito.

Carta importante a mi viejo

Papá, qué importante es
que guardes silencio
mientras escuchamos
un poema de Yeats,
mientras observamos
en la tele los zapatos
de O'Keefe, y yo
te hablo, asociando,
sobre otras mujeres.
Qué importante, digo,
tu atención paciente
cruzada de piernas
mientras suena un solo,
tu pie metrónomo
en el pulso de la noche
de la luna que se mete
en nuestros vasos,
qué importante, papá,
que sepas desoír
los necios ruidos mundanos
sordos que hablan
de nuestra soledad.

Dijo el ebanista

De un árbol resentido
no saldrá buen sonido.

miércoles, 6 de junio de 2012

Algo terrible

Me dicen "te cuento
un secreto"
y yo imagino
que van a decirme
algo terrible
porque
¿qué es un secreto
sino algo terrible?
Así lo aprendí
sin que me lo enseñaran.

"No" tengo ganas de decir
que no, que mejor no.

"¿Qué puede ser
tan terrible?" repetía
la licenciada Martínez,
con media sonrisa
en los labios
(la otra mitad
en su bolsillo)

Mientras cubro el pánico
con las sábanas
pienso

¿Qué puede ser
tan terrible?

Bueno

únicamente
un secreto.

domingo, 3 de junio de 2012

Hacia una mecánica lenta, fuera de lo imposible.
La flor del ingenio es la caña apurada.
“Menos ocho a la sombra” digo (y sigo
en pose misticista), hiperboreamente.

Hacia una mecánica propia, austera en lo imposible.
Rayana, liberada, esperando, ubicuo
siempre, que (“tendamos al reposo” diga) y
siga la alquimia del alfabeto, arbitrariamente.
Si es como nunca
hoy también cierto
habrá una luna
llena
mitad de un nombre
mitad su rima.
Poniente crepuscular
verbo preciso
dado en el clavo
el temor Werther
aun madura.