miércoles, 18 de abril de 2012

Medianoche cenicienta (calabaza otra vez)

De nuevo me duermo 
pensando:
en qué punto se confunden
la prudencia y la cobardía.

En este mismo
.

2 comentarios:

Ciruela dijo...

En el momento en que la prudencia llegó al punto de un punto excesivo-excedido... en ése punto se funde y confunde con cobardía.
Pensé, no sé por qé, en el gráfico de una parábOLA, en la cresta de una ola: en el punto máximo (o mínimo?); ahí, cuando deja de subir para bajar o deja de bajar para subir, se produce la confusión "playa"... esa sensación de semi-vértigo que se percibe después de haberse sumergido, salido y girado sobre sí mismo para pisarle los pies al mar...

#flash

Mimo dijo...

El surfeo de la prudencia.

Clamo por una ilustración alusiva.