sábado, 18 de febrero de 2012

Trámites

Y hasta averiguar
tu nombre, tu domicilio,
todos tus números,

oirte emitir
la queja térmica
y el saludo
programado,

ha sido para mí
una burocracia deliciosa.

No hay comentarios: