sábado, 15 de octubre de 2011

Prosa

No les tengo paciencia
a las novelas
pero las novelas
me tienen paciencia
a mí.

No hay comentarios: