jueves, 2 de junio de 2011

Blind

Nunca te vi

romperte una uña
desarmando un bolso

desperezarte contenta en la silla
luego de una cena excesiva

jugar con el cable
de un teléfono público

llorar sin pañuelos
(consiguiente manga o muñeca desnuda)

llorar el llanto de otro llanto.

Y tampoco te vi

escupir murciélagos
en la cara de un idiota

mancharte de risa y bronca
por una cadena suelta

apagar la luz
del peor día de tus noches

contener una mueca
de qué tonta lo que dice

y levantar el alfiler

pinchar el vestigio
de las cosas que se animan

y bajar un brazo

levantar el otro para dejar
a la mano que mira

mirar de lejos
a mis ojos vendados.

3 comentarios:

Besame otra vez, Ingrid dijo...

¿Por què nadie comentò este poema tan lleno de imàgenes? Alberto

Mimo dijo...

Porque se quedaron sin palabras :P

¡Gracias, Alberto!

Abrazos.

Anónimo dijo...

Aaah pero qué fantástico! Seguís cautivando melli, no te detengas. Allez-y, allez!