jueves, 23 de junio de 2011

Jaque

¿Qué hacés, qué querés hacer,
rigor de caramelo en el piso,
cansancio de trompo mareado,
fiscal de pasiones insurrectas?

Hay cosas que hierven,
dentro de sí hierven.
Pero no hierven
groseras, lascivas, ebullentes.
Hierven puras, libres,
colmadas de burbujas
y luego espuma
y luego infusión.

¿Qué es lo que querés hacer
con las cosas que hierven,
cuento de final único,
vergüenza que se confunde,
miedo a quien lleva
otros ojos en los ojos?

Hay cosas que miran
fuera de sí miran
Pero no miran
asomando unas pestañas,
espiando, tras la puerta,
temiendo represalias.
Miran abiertas, delatándose
voluntariamente,
esperando el beso
de las represalias.

¿Qué vas a hacer, entonces,
con las cosas que miran,
ridícula aceptación colectiva,
camino al tedio de lo normal,
pudor en todo su derecho
que pone una mano
sobre la boca de quien lleva
otras voces en la voz?

Hay cosas que callan,
dentro y fuera de sí callan.

Pero, shhh...

Que el silencio reina

porque vos sabés coronarlo.

2 comentarios:

Besame otra vez, Ingrid dijo...

Una ideologìa con el dedo ìndice hecho poema. No mporta el lenguaje. Vuelan los pàjaros de la furia y al final son espuma y luego silencio complaciente. Reclamo por liberarse de las vestiduras del temor aunque cueste lo que pueda costar. Hasta la victoria. Alberto

Mimo dijo...

Una lectura siempre atinada la suya. Abrazos!