viernes, 29 de julio de 2011

La constante

La historia de la distancia
vuelta parábola
dio la lección del día:

nuestros pájaros de fuego
no se corresponden.

Pero el tiempo
y el despecho
no son inconciliables:

el segundo le pide
el minuto al primero

(el primero cede
cuarenta segundos)

Pero el reloj
y la tinta.

Pero el olvido
y el despertador.  

1 comentario:

Natalia dijo...

"Pero el reloj
y la tinta.

Pero el olvido
y el despertador."

excelente remate, amigo Mimo...