miércoles, 30 de marzo de 2011

Dejar de ser mono - Augusto Monterroso

EL espíritu de investigación no tiene límites. En los Estados Unidos y en Europa han descubierto a últimas fechas que existe una especie de monos hispanoamericanos capaces de expresarse por escrito, réplicas quizá del mono diligente que a fuerza de teclear una máquina termina por escribir de nuevo, azarosamente, los sonetos de Shakespeare. Tal cosa, como es natural, llena estas buenas gentes de asombro, y no falta quien traduzca nuestros libros, ni, mucho menos, ociosos que los compren, como antes compraban las cabecitas reducidas de los jíbaros. Hace más de cuatro siglos que fray Bartolomé de las Casas pudo convencer a los europeos de que éramos humanos y de que teníamos un alma porque nos reíamos; ahora quieren convencerse de lo mismo porque escribimos.

lunes, 28 de marzo de 2011

Cómo será en otoño

Contame sobre el otoño
en tu cama
¿Cuántas hojas caen
cuando todos tus árboles
se desperezan?
Imagino que,
mientras se acomoda,
tu sueño cruje
hasta la postura justa.

Contame sobre el otoño
en tu espalda
¿Cuántas manos tiene
el viento azul
que te empuja?
Imagino que,
al primer contacto,
se transforma
en aire tibio

Contame sobre el otoño
en tu boca
¿Cuánto frío encierra
tras los labios-trampa?
Imagino que,
cancerberos los dientes,
todo aguarda
temeroso
próximo a salir

en tres meses
hecho escarcha.

martes, 22 de marzo de 2011

Para la tristeza de un gato

Hace días que te observo
cargar con esfuerzo
tu peso,
llevándolo del plato
a la mesa, a la silla, al marco
de la ventana.
No vas a conceder,
no querés,
tu nariz a las rosas
que miran al sur,
a los sapos
que miran al norte.

Yo no sé si hacerte ver
por no saber verte hacer
el gesto que te recuerdo:
los ojos cerrados
la semisonrisa en el hocico.
Incluso tus orejas
planean más bajas
Incluso más cortas
tus voces de hambre.

Presiento que estos días
me contás con tus vueltas
tus siete secretos
y uno de ellos te duele
en una de tus manos gatunas
y la posás sobre mi pierna
y yo no sé qué estaba haciendo
que no me daba cuenta.

Así que pensás
que mejor es el instinto,
el beneficio propio
y ajeno
que implica no hablar
y sólo ofrecer el lomo
a la caricia que te alimenta.

Por eso te sentás
primero en el umbral
de la siesta del domingo
y después venís
con tu majestuoso andar
a tantear mi corazón
a tender tu ronroneo
bajo mi libro, bueno

pero quieto ahí,
que no puedo adivinar
el final del capítulo.

miércoles, 16 de marzo de 2011

Defiéndete, alma mía

Tenés que ser así, mirá,
la mina piafante
sacudiéndose completa
casi discreta, casi graciosa
toda la tierra del lenguaje
que no le interesa
el reino de la letra
sucia y loca y reina

Nadie va a retirar
su posta de encima tuyo

Tengo el bocho lleno
de lo que no te supo saber
todo curioso, ansioso, constante, contento
le gana el primer adjetivo
lo seduce como un perfume
de flores nuevas

Vos levantá el tuyo, dale
y amordazalo
y decime: cerrá tu bestia
pero decilo así,
pisando con todos tus años
decilo pataleando,
con berrinche maduro:
- cerrá tu bestia ilógica,
tu bestia obstinada, dale,
no te rías, lo digo en serio.

Sí, me río.
Me río porque mi bestia
mi bobo relojito
desde el pecho mío
me hace cosquillas
primero a mí
después a vos

¡En guardia, mujer,
escudo y palabra y rechazo en mano!

lunes, 14 de marzo de 2011

A eso voy

Iba a trepar la esfera
del ciclo del derrumbe
para apagar la esfera
que es el febo que puse
a coquetear sobre tu cabeza
(para dejarte dormir un rato)

Iba a caminar sin botas
con un pie en el agua
y el otro en el barro
para negarme un poco
a la pulcritud obscena

Iba a desenredar la brisa
para hacerla trenza de mimbre
una que luego usaras de puente
que te alcanzara a otros puentes

Iba a decir mil veces Ven
para que me corrijas: vení
y yo dijera: voy
pero luego ven tú

Iba a decirle a mi reflejo
manso y deforme en el agua
vos andá que yo espero

Iba a juntar las piedras
que sonaron en el cristal
virtual de tu ventana
para lanzarlas otra vez
con menos cuidado
y a la vez
iba a calmar mi tormenta
para pedirte: no te asustes

¿Y
vos
a
dónde
vas?

sábado, 12 de marzo de 2011

El sorbo

He sacado
de la sangre
de algún fruto rojo
la acidez para un chiste
De la risa
de los labios morenos
la armonía de Blue Monk
De las teclas
de marfil amarillo
la mordida de la lengua
De la voz
del idioma eludido
la charla lacónica

Y del beso breve
bebo
mi trago favorito

lunes, 7 de marzo de 2011

Del carnaval en tren

Dichoso, digo, dichoso
El que ve al gato negro
Sentarse junto a las vías
Con ademán de panza llena

Dichoso, por supuesto
El que mastica tranquilo
Frente al gato que más bien
Parece un pibe más

Dichoso el loco hembra
Que mira a la loca macho
Que dice hola mirá vos
Tenemos el mismo feriado

He dicho, dichoso
El que consigue su asiento
Y no saca, no hace falta
Pañuelo y gesto de asco

Dichoso ese mismo
Que escucha más que alegre
El galope de las ruedas
Murga triste bajo el tren

Dichoso el que olvida
Que Liniers es un meadero
Cuando los borrachos olvidan
Que no lo es

sábado, 5 de marzo de 2011

Un "¡Ma sí!" para Matute

Matt dice:
*la pasé bien con Charise:$
*tiene algunas cosas lindas, mono
*no sé bien qué es
*a veces es medio pelotuda, yo se lo digo
*"sos una pelotuda" le digo cuando me parece pelotuda
*pero otras veces tiene algo..

La melómana dice:
*ajajajajajaja
*dejese dinchar!
*szx
*ponga de a poco la escala del gusto
*a usté "le gusta"
*luego "laquerrá"
*luego "laquelarre"
*y así

martes, 1 de marzo de 2011

Entonces

Si se anda por ahí
Buscando al hombre
A la mujer noacorbatada
Si se presta medio oído
A la sola ala sana
Si se traga la moral
Como moramargada
Si se cuece el calor
Al despegue frío
de la mañana

Se completan
Felices
La informal forma
El medio vuelo
La digestión
Del debería
Empezar
A comenzar
Los días