domingo, 20 de febrero de 2011

Aprovechemos que hay una fuente - Juan Rodolfo Wilcock

Aprovechemos que hay una fuente,
y el silencio y la noche y las rocas negras
y la orilla que es negra sobre el cielo negro
con pocas estrellas porque es una noche oscura
y los árboles se sacuden en el viento,
piensa que hacen eso toda la noche,
sería extraño que tú estuvieras aquí
para escuchar el rumor de una fuente
en la oscuridad majestuosa de la montaña,
ni en sueños vendrías aquí arriba,
si no hubiese espantando un halcón
pensaría que ni siquiera yo estoy aquí,
no obstante, no obstante, aun si no estás,
y ni siquiera yo sé si estoy,
por cierto querría que estuviésemos aquí
y que tu mundo se uniese al mío
por el único punto en que se tocan,
aprovechando que hay una fuente
y el silencio y la noche y las rocas negras
y la orilla que es negra sobre el cielo negro.

6 comentarios:

Mimo dijo...

Este también es un poema sandwich... pero uno bueno.

Tamarit dijo...

¡Hermoso poema! No lo conocía. ¿De dónde (libro, web) lo sacaste? Me interesa.

Beso.

PS: de nuevo el problema de letras blancas y fondo del mismo color. ¿Mi Mozilla Firefox no se estará tomando demasiadas atribuciones?

Mimo dijo...

TAM! Leo esos poemas de campodemaniobras.blogspot.com
Me gusta cómo organizan el material.

Besos

PD: jaja el fondo TIENE que ser negro. Yo uso el google chrome y se ve negrito... salvo cuando se pone en caprichoso y tengo el mismo problema que vos.

Tamarit dijo...

Sí, sí, ese blog es muy copado. No había visto ese poema, o se me anuló en el recuerdo. Citá fuente, che chota, poneles un link... :-)

¿Viste? Es cuando Firefox o Chrome... quieren.

Beso.

Mimo dijo...

Escasos pero valiosísimos lectores:

este poema lo extraje del siguiente blog:

campodemaniobras.blogspot.com

Repito: me gusta cómo ordenan y seleccionan el material.

Listo :) Besos, Tam!

PD: ¿¿cómo que "chota"?? :P

Tamarit dijo...

Disculpe "esta cordobeseada bochinchera y ladina"... Beso.