jueves, 27 de enero de 2011

Sexta forma (Félidos)

Así que
la vi entrar,
espectro
de brazos finos,
empujar la puerta,
la puerta que chilla
como un chico malcriado,
y comerse mis ojos
con los suyos
y tragar mi sueño
con el sueño
que era suyo
y detrás de la noche
esconder su ropa,
su ropa de día,
y sujetar su pelo
con el pelo
que era mío.
Así que
la pude ver
con dos vidas menos
quitándome
todas las mías.

No hay comentarios: