lunes, 30 de agosto de 2010

Estoy asistiendo al evento tortuoso
que es mi transformación.
Considero un mínimo extracto de cambio
y ya me siento fuera de mí
Y ahí voy:
Me es inevitable verme
mudando mi almita
del mito al mate
Y si dejo de verme, miento
Y muero lo mío, miro lo mudo
Muerdo lo mismo

De manera que no acudo
si me insiste la huída
al vigésimo tercer abandono
Y que surja sin miedo
el miedo
a la alteración inapelable
que me persigue
con un gesto
de querer cambiarme
el parche del pecho
por un dolorcito
último modelo

viernes, 27 de agosto de 2010

Desde arriba

Te subo, montecito
Te subo desesperada
Como si tuvieras algo esperándome
Como si por acá abajo la hierba
Se contagiara un fuego
De a poquito pero seguro

Acaso cuando llego a la cima
Yo soy la cima
Y sólo desde acá
Desde mí
Comprendo los pormenores
De la altura

Quiero morir si de mi vida no hallo... - Silvina Ocampo

Quiero morir si de mi vida no hallo
la meta del misterio que me guía,
quiero morir, volverme ciega y fría
como la planta que fulmina el rayo.

Si lo que ansío decir es lo que callo,
y si he de aborrecer lo que quería
sin asco y sin vergüenza hasta este día,
si todo lo que intento es mero ensayo,

será porque he vivido de mentiras.
Por no morir quiero morir. El viento
que suena entre los muros con sus liras

o el hibisco bermejo, o el fragmento
de la luna, siempre algo, hasta mi queja,
me deslumbra y me deja más perpleja.

martes, 17 de agosto de 2010

No es extraño que te atraiga

la estrechez de los pensamientos

en sepia

Lo extraño es que te seduzca

la apertura de la palabra

"cadalso"


sábado, 7 de agosto de 2010

miércoles, 4 de agosto de 2010

Y el agua que sube

El fuego te quema las ramas
Las flechas te pican los zancos.

Y el agua que sube

Los Dioses te niegan las naves
los peces te muerden las piernas.

Y el agua que sube

La arena te chupa los pasos
El tiempo te apura el pecho
La luna te llega a los hombros
Las algas te anudan los brazos

El aire te cierra la boca
La parca
te trenza el cabello