martes, 13 de julio de 2010

Los días lindos que nos tocaron
nos tocaron hasta las rodillas
Todas las cosas
que los constituían:

- viento, pasto, humito
y café
Té, tango, solcito
y pájaros -

¡nos revolvieron el peinado!

Esos días
me tocaron el hombro
- dos veces -
para que me diera vuelta
y los viera
arrancándome
una ansiedad de 23 años
Que yo no sabía
que se quitaba
con sólo mirar divertida
los saltitos de la Cati

2 comentarios:

Andrés dijo...

Marie...
Bueno, me encanto el poema.
Por su simpleza, por su belleza, y particularmente porque me veo adentro! jajaja
De verdad me pone muy contento que esos dias te hayan inspirado versos!
Un besote grande, y ya vendrán mas dias...

Claudio Ariño dijo...

Che viejo, que geniales tus garabatos, sencillos y con buen contenido.
Un abrazo