martes, 20 de abril de 2010

Correspondencias

Cada cosa en su lugar
y cada lugar en su cosa,
digo,
alzando el índice:

Mi corazón pegadito
al tuyo
tu pena en la mía
mi cuello sobre tu brazo
tus dedos entre mis ganas
mi sueño junto a la pared
de tu casa
tu ombligo bajo mi beso

y mi abrazo
en tu ausencia

y tu ausencia
en mí.

No hay comentarios: