sábado, 13 de febrero de 2010

No me basta

La secuencia del viento
no me basta.
Las nuevas cuerdas tensas siento
que el tiempo fue desatado
en vano.
No me basta
la decencia del hogar,
la indecencia de la rosa roja
- tan abierta al beso y la garúa -,
ni el abrazo del agua
ni el café
del que bebo el reflejo
de alguien
que no reconozco ya.
Amarrar mi corazón
a un disco de Miles
no me basta eso,
ni el cubilete
lleno de suerte.
Igual, antes o después
viene el ocaso
con sus ojeras hermosas
y me deja colgada
de tu recuerdo.

2 comentarios:

Carlos Galeon dijo...

Hermoso poema que seguiré leyendo.
Un saludo desde Barcelona.

F.Guerra dijo...

hermoso