domingo, 21 de febrero de 2010

Aparte de lo demás

Ya sé que el bla-bla de la gente
es un ritmo hipnótico
que nos hace a la falsa idea
de que en este mundo todo
debe ser sustancia
y sustancia será el fuego
- sentencian -
sólo entre dos distintos.

Por tanto sé también
de alguna forma
que lo que nos separa es
el parpadeo inevitable
de una frontera.

No hay comentarios: