lunes, 15 de febrero de 2010

Accordéon - Pierre Barouh/Allain Leprest

Es algo así como un himno al acordeón, y el que lo toca es Daniel Mille. Recomiendo su álbum "Le funambule". Como parece que no es un músico muy famoso (entre la gente que no está en el ámbito, incluyéndome), dejo el link para bajar el disco (que yo misma subí por no encontrarlo por aquí).

Bajen y critiquen: Le Funambule



Agrego lo que se dice (traducido)

Acordeón
Pierre Barouh/ Allain Leprest

Tú, el transeúnte del sombrero triste
Mira al acordeonista
Y ve sus diez dedos que tejen para ti este pullover de notas
En los bares, sobre las góndolas
Del lirismo al chiste picante, del romance al griterío
Para quienes sueñan o se divierten
Reyes del manillar, pequeña reina
Ríos del Don o del Sena
Tango salón de los bares, de los antros
Donde quiera se lo flamee o se mueva
Frevo, bayoneta
El blues, el jazz
Corazón de canciones
Cabecea, curiosea
Plisado como pollera de niña
Piano en forma de arcoíris
Espera al final de sus trinos
Un vago regreso de las golondrinas

A menudo se cree dada vuelta la página
De Rock y síntesis en los parajes
De lejos vuelve, se desliza la infancia: un perfume de regaliz
Visto en el fondo de su cornamusa
Surco de Django
Estrofa, estribillos del baile popular
Trazo mágico, Gabin
Guardemos el hermoso equipo en el regazo de las bellas imágenes
Esperamos de los bellos viajes la belleza de la palabra crepúsculo
Sueños apasionados que se amontonan
El verano, la lluvia, la madreselva
El los aspira y los deshoja
Sopla fecundo todo lo que ofrece
Pasmado nombre, Ali
Tu cofre no es más que ilusión frente a las caricias de un viejo Léon
Cuyas riquezas, abandonados nuestros repartos
Lejos de los neones, del maquillaje
Garantizan estas canciones sin años

Sobre todos los caminos del vagabundeo
Del exilio en las puertas de la esperanza
Puede que sea el sésamo que abra el camino del alma
Las puertas, los puentes, los andenes de la estación
El acordeón llena la distancia
Nos concede alguna otra parte
Desliza un perdón en las miradas

Este torbellino de nácar azul es de timbres no contagiosos
Dobla tu saco y olvida la ostentación
Descose el nombre de tu corbata
Este fanfarrón reduce el espacio
Allí en la ronda donde el tiempo pasa

Burbujas de jabón o hilo de Ariadna
Del norte funden sobre la Luisiana
En el surco de la cadera libre tejen su fibra…
Las emociones tejen sus fibras
La belleza de la palabra crepúsculo
Sueños apasionados que se amontonan
El verano, la lluvia, la madreselva
Él los aspira y los deshoja
Abandonados nuestros repartos
Nos concede bellos viajes…


Traducción: Ariadna Lanús

1 comentario:

Mimo dijo...

Con esto me acuso abiertamente de pirata.