martes, 24 de noviembre de 2009

1.775 poemas

Emily, ¡te falta un elemento cuando te persignás!

No importa. Es solamente una cuestión de ritmo.

Cuando yo era grande, quería ser como vos

Esperaba que tu río corriera hasta mí

Quería tu religión intacta

Para que estrenara el destrozo paulatino

Porque en tu voz estaba más bien

La omnipresencia del campo

De las cosas que se tocan o se arañan

Hoy pienso en el enigma que fue

Tu reclusión elegida

Cómo se hace, Emily, para abandonarse

Sobre un escritorio del Siglo XIX

Sólo la soledad sempiterna nos permite

De una forma tan rauda

Engendrar criaturas con el alma

de una lengua.


Mariela Lanús

martes, 17 de noviembre de 2009

Viva a tus pies en la tierra
Bravo a la hipótesis de tus cejas,
a los pájaros nocturnos de tu mirada
dispersa
Que vivan tus dedos anillados,
tu cabecita de mar tempestuoso
Arriba las charlas pluviales nuestras,
tu pantomima tras las sábanas
Aplaudo al revoltijo que es una frazada
innecesaria en el suelo,
al buen día murmurado

Salve tu beso,
que me despabila.


jueves, 5 de noviembre de 2009

Vueltas o Hablar del origen


En la semilla que engendra la guitarra
En el árbol de algodón que presagiaba
mi camiseta impregnada en tu vida
En lo que fue arena,
sílice silencioso en la ventana
En el pasado vegetal de la tinta
En la curiosidad y el asombro
del que descubrió el fuego
y los filamentos delicados de la luz
Hasta en la singularidad infinita
que decidió expandirse
en el origen del origen…
Y lo que trato de decir
es que todo el tiempo consta
en el principio de todas las cosas
en el germen de mi pensarte
en la estirpe de mi memoria
que te extraño.