sábado, 24 de octubre de 2009

Prólogo

Síntomas: insistente interrupción del discurso seguida de pseudo-afasia.

Ante la imposibilidad de lanzar el grito, revise usted la garganta de algún texto.


Pero recuerde: no acuda aquí. En este espacio se sufre una laringitis… (o esa laringitis nos sufre a nosotros) causada seguramente por intentos reiterados de registros soprano-dramáticos.

No hay comentarios: