miércoles, 27 de mayo de 2009

Vidamí

Una canción de Spinetta que encontré entre la música de mi padre y que- pensé- había olvidado. Sin embargo, la canté sin equivocar la letra y recordé que aún me atrapa (aunque no sea lo mejor del flaco). Para volver - por tres minutos y un poco más - a los sonidos de Luigi.

4 comentarios:

Mimo dijo...

Creo que es un tema que serpentea mucho... tiene teclados como víboras.

JADE dijo...

ES LO QUE NOS REGALA EL MAESTRO!!! MÚSICA!!! BESOS!!!

Mimo dijo...

Así es. Pero debo decir: lo último... NO me gusta mucho. Comprendo que el hombre ya está viejo, pero no es excusa.

Max dijo...

La sensación:
Intentar planear por tiempos pasados, recordando esas tardes interminables, esos acordes infinitos...
Un abrazo.