jueves, 16 de abril de 2009

Pasillos

Nos alcanzan los dedos

en la barriga de una luciérnaga

para desterrar vestigios de luz.

Y allí, en la estrechez de la oscuridad

no sabemos cuál de nuestras bocas

besarnos.


Mariela Lanús

16 de Abril 2009

5 comentarios:

Francisco Pérez dijo...

Me gustan sus sensualidades, mucho.

Y gracias por las músicas que subió.

Francisco.

Andres dijo...

A mi me gustan mucho las obras de arte que era habitual ver en los zaguanes o en las "canceles" de las casas antiguas; Y en el tan unico blog tuyo.

Mimo dijo...

Anónimo: Siempre se puede volver a repetir. Me hace feliz que me lea. Besos varios...

Francisco: Gracias por comentar y de nada por las músicas!

Andrés: ¡Ojalata fueran obras de arte estos garabatos míos! Bueno que gusten de esa forma.

Limada dijo...

Mariela sabe expresar, si.
yo quiero luciernágas mariposeadas en mi panza.

Mimo dijo...

Limada: ¡Imagínese por la 9 de Julio a la nochecita con esas en su estómago... se hará notar! Salud!