lunes, 9 de febrero de 2009

Por un poema...

Con su poema sagital
horada usted mi vigilia.
Abre un espacio extraño, hueco,
para llenarse una vez
con suma paciencia
de formas nuevas y fantásticas.
Hay una esfera - óigame bien -
una esfera hay en su boca.
Un planeta discreto, pequeño,
y es - léame bien - ciertamente inefable
todo lo que allí puede ocurrir.
Desde su poema a media voz,
desde las ciudades
que engendra su lengua,
usted me invita
a abandonar mi reticencia,
a confesarlo todo, a decir,
a nombrar los países
que se habitan en ese cuerpo celeste.
Me esfuerzo - sépalo bien-
con gusto me dedico
a mi lectura meticulosa.
Aún sabiendo que pueda mi esmero
no ser eterno.
Su poema es el umbral
que permite la irrupción
de este lenguaje servil.
En el comienzo
encuentro el momento justo
para trepar a sus mayúsculas,
elevar mi aplauso recién escrito,
la tinta aún fresca,
y arrojarlo con fuerza
hasta que perciba el aleteo de mis palmas,
que llevan mi agradecimiento
como palomas mensajeras.


Mariela Lanús
9 de Febrero del 2009

4 comentarios:

Príncipe Bastardo dijo...

Muy bueno. Definitivamente muy bueno. He visto cosas mucho peores publicadas. He leído críticas donde alababan libros de poesía mucho peores que esta poesía. Creo que los críticos literarios deben tener una materia que se llama "Elogios a poetas mediocres" o algo así. He leído poemas "sonoros" donde las sonoridades son tan vacías como el chasquido de la rama de un árbol de un bosque talado y quemado. La ausencia de referencias literarias hace que Don Chicho sea igual que Napoleón.

Anónimo dijo...

"Su poema es el umbral
que permite la irrupción
de este lenguaje servil."

le kiero robar las palabras...

Ojaral dijo...

Lindo, lindo. Ud convierte la lectura en un juego sensual. Cosa que siempre es, por otra parte. Pero ud lo dice bien. Sisí.
Saludos!

Mimo dijo...

Príncipe:
Es bueno saber que hay cosas mucho "peores" jaja. Gracias...

Anónimo:
Si no quisiera vivir de esto se las regalaría... pero qué digo.. no se puede vivir de esto...

Ojaral:
Muchas gracias! La literatura-juego es lo que yo quiero.