sábado, 3 de enero de 2009

Ella tampoco

Principalmente...
es ella
Ella, que viene tan toda,
tan casi completa,
tan tarde,
tan ella.
Me trae
lenta
una canción de a dos.
"Cantáme una octava
más arriba"
le suplico.
Puede.
Se me embrutecen las manos,
cuando puede.
Siempre teme
ella
siempre.
No quiere
molestarme el tiempo
ni el silencio, dice.
No pienso en eso.
Atajo sus notas
con mi rasgueo
trote ansioso y cansado,
marcado
por los golpecitos que da
en sus rodillas.
El sol delinea
el instante, su nariz
y su mano
elevándose delicada.
Hasta allá
llega su voz
y yo no soy nada
sin ella en el aire.
Cuando la canción se escapa,
como una mariposa
por la ventana,
ella cierra los ojos
para que yo los abra.
Me deja
una mueca extraña
en la boca,
color del pudor en las mejillas
y se va.
Nada dice
Pues no sabe
No sé
No sabemos decirnos
las canciones.

Mariela Lanús
31 de Diciembre del 2008

8 comentarios:

Anónimo dijo...

me encanto
GENIAL
q el 2009 traiga muchos mas garabatos como este!

un besote!

la chorra de ideas

Mimo dijo...

Creo saber quién es la chorra de ideas... Cobarde, no pone su nombre. ¡Pero que sepa que me alegra como a un niño que me comente!

Mocosa dijo...

Qué hermoso! Simplemente hermosísimo!
Muy bien!
Muy bien!
Muy bien!!

Ojaral dijo...

Ud sí que es poeta, eh!
Te felicito.
Saludos!

Ratiña dijo...

Genial!
Sin palabras... como siempre.
Bravo!

Tam! dijo...

Lindísimo, Mariela. - Me perdí en la re contra estratósfera de la ya nó blogosfera, y no pude seguir leyéndote por un tiempo: perdón. :-)

"Eya volvió/ un día." ¿La sabés?

Beso,

Tam!

Anónimo dijo...

Impecable. Cada verso esta perfectamente armado. Saludos!

Mimo dijo...

Los anónimos me intrigan... pero así es más divertido. ¡Gracias a todos!