jueves, 31 de diciembre de 2009

Cuando tú me elegiste... - Pedro Salinas

Cuando tú me elegiste
-el amor eligió-
salí del gran anónimo
de todos, de la nada.
Hasta entonces
nunca era yo más alto
que las sierras del mundo.
Nunca bajé más hondo
de las profundidades
máximas señaladas
en las cartas marinas.
Y mi alegría estaba
triste, como lo están
esos relojes chicos,
sin brazo en que ceñirse
y sin cuerda, parados.
Pero al decirme: “tú”
a mí, sí, a mí, entre todos-,
más alto ya que estrellas
o corales estuve.
Y mi gozo
se echó a rodar, prendido
a tu ser, en tu pulso.
Posesión tú me dabas
de mí, al dárteme tú.
Viví, vivo. ¿Hasta cuándo?
Sé que te volverás
atrás. Cuando te vayas
retornaré a ese sordo
mundo, sin diferencias,
del gramo, de la gota,
en el agua, en el peso.
Uno más seré yo
al tenerte de menos.
Y perderé mi nombre,
mi edad, mis señas, todo
perdido en mí, de mí.
Vuelto al osario inmenso
de los que no se han muerto
y ya no tienen nada
que morirse en la vida.

martes, 22 de diciembre de 2009

Escorado - Cristina Peri Rossi

Mirándola dormir
dejé que el barco se inclinara
lentamente hacia un costado
precisamente el costado
sobre el que ella dormía
apoyando apenas la mejilla izquierda
el ojo azul
la pena negra de los sueños
y por verla dormir
me olvidé de maniobrar
pensando en las palabras de un poema
que todavía no se ha escrito
y por ello
era el mejor de todos los poemas
tan sereno
tan sutil como su piel de mujer casi dormida
casi despierta,
tan perfecto como su presencia inaccesible
sobre la cama,
proximidad engañosa de contemplarla
como si realmente pudiera poseerla
allá en una zona transparente
donde no llegan las sílabas orando
ni el clamor de las miradas
que quieren acercarse
en la falsa hipócrita intimidad de los sueños.

"Descripción de un naufragio" 1974

jueves, 3 de diciembre de 2009

Poema 511 - Emily Dickinson


Si vinieras este otoño,
espantaría el verano como una mosca
barrida por el ama de casa,
con una sonrisa desdeñosa.

Si pudiera verte dentro de un año,
devanaría los meses en ovillos --
con un cajón para cada uno,
y no se confundan los números --

si no fuera un problema de siglos,
yo los sustraería de mis dedos,
hasta verlos caer
en la tierra de Van Dieman.

Si yo supiera que después --
existiríamos, todavía tú y yo,
lo arrojaría como una corteza,
y elegiría la eternidad --

pero ahora ignorando
el tiempo que durará este intervalo,
me aguijonea, como la espectral abeja --
que no anuncia -- su aguijón.

(Traducción de Silvina Ocampo.)
------------------------------------------

If you were coming in the Fall,

I'd brush the Summer by
With half a smile, and half a spurn,
As Housewives do, a Fly.

If I could see you in a year,
I'd wind the months in balls --
And pur them each in separate Drawers,
For fear the numbers fuse --

If only Centuries, delayed,
I'd count them on my Hand,
Subtracting, till my fingers dropped
Into Van Dieman's Land.

If certain, when this life was out --
That yours and mine, should be
I'd toss it yonder, like a Rind,
And take Eternity --

But, now, uncertain of the length
Of this, that is between,
It goads me, like the Goblin Bee --
That will not state -- its sting.

martes, 1 de diciembre de 2009

Hold me tight - Marlango

Esto ya es una radio. Bueno, hasta que vuelva acogotar a mi lapicera, dejo este otro tema de Marlango. Vi el video en un blog, lo recordé y lo subí yo también. Es repetitivo pero me gusta. "Once upon a time" es más simpático musicalmente (principalmente por la trompeta luego del estribillo y el video que está para ser visto).

martes, 24 de noviembre de 2009

1.775 poemas

Emily, ¡te falta un elemento cuando te persignás!

No importa. Es solamente una cuestión de ritmo.

Cuando yo era grande, quería ser como vos

Esperaba que tu río corriera hasta mí

Quería tu religión intacta

Para que estrenara el destrozo paulatino

Porque en tu voz estaba más bien

La omnipresencia del campo

De las cosas que se tocan o se arañan

Hoy pienso en el enigma que fue

Tu reclusión elegida

Cómo se hace, Emily, para abandonarse

Sobre un escritorio del Siglo XIX

Sólo la soledad sempiterna nos permite

De una forma tan rauda

Engendrar criaturas con el alma

de una lengua.


Mariela Lanús

martes, 17 de noviembre de 2009

Viva a tus pies en la tierra
Bravo a la hipótesis de tus cejas,
a los pájaros nocturnos de tu mirada
dispersa
Que vivan tus dedos anillados,
tu cabecita de mar tempestuoso
Arriba las charlas pluviales nuestras,
tu pantomima tras las sábanas
Aplaudo al revoltijo que es una frazada
innecesaria en el suelo,
al buen día murmurado

Salve tu beso,
que me despabila.


jueves, 5 de noviembre de 2009

Vueltas o Hablar del origen


En la semilla que engendra la guitarra
En el árbol de algodón que presagiaba
mi camiseta impregnada en tu vida
En lo que fue arena,
sílice silencioso en la ventana
En el pasado vegetal de la tinta
En la curiosidad y el asombro
del que descubrió el fuego
y los filamentos delicados de la luz
Hasta en la singularidad infinita
que decidió expandirse
en el origen del origen…
Y lo que trato de decir
es que todo el tiempo consta
en el principio de todas las cosas
en el germen de mi pensarte
en la estirpe de mi memoria
que te extraño.

sábado, 24 de octubre de 2009

Prólogo

Síntomas: insistente interrupción del discurso seguida de pseudo-afasia.

Ante la imposibilidad de lanzar el grito, revise usted la garganta de algún texto.


Pero recuerde: no acuda aquí. En este espacio se sufre una laringitis… (o esa laringitis nos sufre a nosotros) causada seguramente por intentos reiterados de registros soprano-dramáticos.