viernes, 21 de noviembre de 2008

A mis plumas


Reina:
Su Majestad es caprichosa. No aceptó un transplante común. Su apellido me obliga a respetarla, la operación fue llevada a cabo con sumo cuidado. Despertó enseguida, pero no le gustó volver... yo sé por qué rehuye mis trazos... usted extraña los de Gabi... su cursiva prolija, elegante, pretenciosa, altanera... ya le pedí disculpas y paciencia, recién comienzo a entenderla... comprendo que este papel lastime vuestros delicados pies... y lo lamento. Su resignación a mi caligrafía me conmueve.

Morena:
Te costó resucitar. Te sacudí tanto de la cintura... te pido disculpas. Tu sangre no resultó ser un problema para mi bolsillo, ni siquiera para el de Gabi. Con unos pocos centavos te compramos seis vidas (por supuesto, más cortas que las de Reina). No le cuentes que mi mano te prefiere, te lo ruego, su poder no tiene límites... ya la he visto cómo dibuja palabras en Ruso entre el índice y el pulgar de Gabi. Pero... ¡qué más da!, con vos mi Inglés es mucho más fluido. No importa qué digan del color o el valor de tus venas.

Your blood will paint
the most beautiful night
I’ve ever seen!


Mariela Lanús
21 de Noviembre del 2008

Quiero aclarar que no se trata, en lo absoluto, de un fetichismo de los objetos ni nada parecido. Gracias.

4 comentarios:

Mimo dijo...

Bueno... ya que NADIE comenta... lo hago yo: esto no es original, no. Reina es mi pluma azul, y Morena, mi pluma negra. En fin... FIN

Molly's Lips dijo...

YO LE COMENTO SI KIERE!!!!!!!!!jjejeejej
sigame escribiendo asi llegamos al fasciculo 5!!!!!!!!!!jejejej aunke sea!jejejej


Besote

Francisco dijo...

Mimo... usted no "garabatea" con mercenarios descartables.

Me hizo acordar a mi abuelo con sus lapiceras, casi todas Schaeffer. Esas plumas tan personales. Él decía que una buena pluma no podía faltar en el saco de un hombre.

Al final de 1º grado, la señorita Claudia me honró siendo de los primeros en dejar de escribir con lápiz. Para celebrarlo, mi abuelo me regaló una de sus favoritas. Era una Parker negra y espigada, muy linda. Me duró toda la primaria.

También recuerdo el horror que sintió al saber que existían las "303".

Gracias por dispararme esta evocación.

Francisco.

Mimo dijo...

Por cierto, Reina es Parker, Fran. Pero me llevo mejor con Morena.. no sé por qué.