martes, 27 de mayo de 2008

La noche urgente

Me urge encadenarme a tus piernas,
que se pierda mi aliento
en el laberinto de tus orejas,
desatar mis secretos sobre tus labios
y sumergirlos luego en lo más recóndito
de tu boca tácita.
Quiero percibirte como a la noche,
que desciende sobre mí
como un ave rapaz
que me roba los sentidos,
los mezcla, los confunde,
y yo puedo tocar el rumor de tu perfume.
En la esencia de esta embriaguez
irrumpe con violenta fragilidad
la danza de las dos,
que nos buscamos los ojos
deseándonos el fin infinito.
Nos quejamos, nos peleamos,
nos retorcemos en los rigurosos confines
de nuestras formas visibles.
Somos niñas sumidas en un capricho verdoso.
Estallan nuestras miradas,
nuestras manos, nuestras voces,
el aire, las alas de la noche...
Y yo logro hincar mis dedos
como banderas de victorias en tu espalda.
Cuando el rigor de la madrugada nos calma,
mi voluntad es amparar
el misterio de tu sueño
y custodiar de cerca la faz de tu pecho.



2 comentarios:

Powell dijo...

y hablaba en serio nomás!
qué seguidilla se mandó che, la felicito. Así que pues bien, decía entonces... tendrá que seguir así ahora con este ritmo agitado, a pie firme y ligero!
ni se gaste en ordenar que no molesta, adiós.

Fantômas dijo...

Cosas infantiles, cosas infantiles... ¿¡¡Infantiles!!? ¿Le parece infantil expresarse de una manera tan bella y sensual?
Si se pudieran llamar poesias... ¡Claro! ¿De que otra manera las quiere llamar? ¿Oraciones cortas con o sin rima ordenadas de determinada manera que intentan expresar algo mas vinculado al sentimiento que a la razon?, bueno mi estimada señorita: eso se llama poesia.
Y si aun piensa en eso de escribir para uno mismo, eso de si o no... presente si es asi este escrito al motivo de su inspiracion y hagale saber que esta enamorada de el.
Puede ser que no tenga muchos amigos, pero es muy probable que comience a tener muchos admiradores.