viernes, 9 de mayo de 2008

Deshaciendo silencio

Existir entre las medusas
delicadas del mar más dócil
te transforma en algo
que no forma parte
de lo real.
Que mis anhelos estén
a tu completo servicio
se debe a mi impaciencia
por descifrar tu naturaleza.
La torpe sordez lo oye.
Hasta los muros se preparan
para la dulce irrupción.
Acaso lo oyó tu noche
Acá sólo yo, tú no
Acá, sol o yo...
Acá sólo...
Allá, no.
Vocifera tu último sueño
que llega lo único
que para soñar
nos exige estar despiertos.
Al desgarro del silencio
acudió el primer acorde.
Por fin dejé los días de guerra
para escuchar su paz.

Lanús, Mariela

4 comentarios:

Maspec dijo...

Muy lindo poema.

Saludos de tu compañero olvidado, de letras.

Mimo dijo...

Quién dijo que olvidé a "Maspec"? Deje usted su dirección de e-mail aquí!

Maspec dijo...

Mi e-mail es: matiasspect@hotmail.com
Dejé un poema, medio choto. Después pasalo a ver.
Besos!

Fantômas dijo...

Acaso lo oyó tu noche
Acá sólo yo, tú no
Acá, sol o yo...
Acá sólo...
Allá, no.

¿Como se llama este tipo de construccion que juega con la aliteracion, el arte de elidir y la cacofonia?
¿Se baso en ese concepto (si es que existe), lo acaba de crear, o simplemente es usted una nefelibata?