martes, 18 de octubre de 2016

Sin puntuación

A veces junto tanto odio 
en la semana que al llegar 
el viernes puede que le diga 
a alguien te quiero mucho y 
enseguida me ponga a llorar 
hasta que se termine el día y 
el siguiente tal vez suceda 
lo mismo el sábado y el domingo 
y el lunes comience seguro otra vez 
el ciclo de la acumulación de odio y 
la puja del amor cuando ya no 
queda me queda más espacio dentro 
porque 
en realidad el amor llena más 

eso es sabido.
Qué es un No
qué contiene un No
qué extraña seducción
convive con el miedo
en un pequeño 
puñal No
arbitrario No
amargo adversario
concreto sentenciador

jueves, 22 de octubre de 2015

Guitarrera

Hace varios años
durante un almuerzo
familiar mi abuelo dijo
que una cosa es ser
guitarrista y otra cosa
guitarrero y cierto fue
que eso golpeó
a la puerta de mi sueño
para despertar 
entonces ahora pienso 
que sí que es cierto
y que incluso se puede
adivinar quién es qué
observando las uñas
de la mano izquierda
porque si están largas
entonces quiere decir
que la paciencia
está corta y que no 
se dedica uno a tocar
más que dos o tres
pavadas de hace años
cuando el abuelo dijo
que una cosa es ser
guitarrista y otra cosa
guitarrera.


jueves, 17 de septiembre de 2015

miércoles, 8 de julio de 2015

"Suerte! ($40)"

Ayer compré libros usados.
Observé tristemente el encanto 
de las hojas -teñidas 
de tiempo amarillo -
roto por el signo pesos,
dibujado con hambre
junto a una dedicatoria

del año 68.

jueves, 21 de mayo de 2015

Salvo el Verbo

Las cosas no existen del todo, sino en cierta medida. Incluso aquello que se ve: está ahí, no se puede negar, pero no significa que exista invariablemente. Es mediante las palabras que las cosas son, y no mediante sentido natural alguno. La entera supervivencia de la raza humana depende del lenguaje que nombra al mundo, lo delimita, lo recorta a (dis)gusto.
Ese párrafo solo me habilita a negar, sobre todo, la existencia de dos cosas: una es lo que se denomina Dios, por supuesto, todos y cada uno de ellos; y la otra: la Libertad. Hacer - es decir, hilar actos discursivos - en pos de cualquiera de esas dos es tan absurdo como escribir sobre la supremacía del Verbo como única cosa realmente existente.

miércoles, 18 de marzo de 2015

Las casas

Nunca pensé "qué ganas
de estar en mi casa". Esto
lo digo en voz alta,
mientras lo escribo, y dejo
el tercer vaso sucio
en la cocina. Nunca pensé
"por fin he llegado a casa".
Esto lo digo bajito, mientras
lavo los vasos y enciendo
un sahumerio
para no empezar a fumar.
No me gusta que la casa
quede llena de olor a humo
"pero esta casa no es mía",
repito en voz alta, y lo escribo, 
mientras el reloj de pared 
levanta ambos brazos. 
Jamás pensé
"mi casa tiene poco espacio",
"mi casa está desordenada",
"en mi casa sobran insectos".
Esto lo admito entre dientes,
corriendo las sillas, guardando
ropa arrugada, pisando, sin querer, 
una hormiga. 
Pienso "qué ganas
de estar en mi casa" 
y salgo a mirar 
los balcones vecinos.


Casas marcadas by Luis Alberto Spinetta on Grooveshark

martes, 20 de enero de 2015

Muro

No pasa un día sin que pienses
Que también a ti te han amurallado fuera del mundo.
Te han quitado perspectivas. Expulsado.
No pasa una mañana sin que te jures
Que hoy destruirás ese muro, ni una noche
Sin que vuelvas destruido. Tú rebelión no tiene sentido.
No hay nadie que te brinde la seguridad de la oposición.
Los ladrillos se abren solos, suavemente como las horas.
Te dejan pasar aun antes de que los toque tu mano.
Aunque no hay ningún otro lado, ningún otro lugar.
No llegas a ninguna parte y nada te retiene.
No tienes un muro donde todo eso tenga fin.
Y tu muro es nunca nadie en ningún lugar.


Ales steger